25/2/14

Teñirse el Pelo con Henna y Otras Plantas Naturales

A la hora de teñirnos el cabello utilizar un tinte vegetal siempre será una mejor opción que utilizar un tinte químico que contenga ingredientes como peróxidos, amoníacos y demás compuestos químicos que en contacto con el cuero cabelludo son absorbidos por la piel y pueden ser distribuidos por el torrente sanguíneo. Incluso en algunos tintes químicos es posible encontrar sustancias catalogadas como posiblemente cancerígenas y que, si bien no han sido prohibidas, sí se ha limitado su contenido máximo. Por el principio de precaución utiliza siempre tintes naturales para teñirte el cabello.

Existen plantas como la henna (o alheña), el índigo, la cassia o el amla que permiten teñirnos el pelo de una forma 100% natural, y que además de teñirlo, lo nutren, le dan brillo, lo fortalecen e incluso ayudan a equilibrar el exceso de grasa.




Aunque estas plantas se cultivan en países del continente africano y asiático, es relativamente sencillo encontrar tintes de estas plantas puras, y más fácil aún es conseguir en herbolarios y tiendas on-line preparados de tintes vegetales o vegetales-minerales con varias de estas plantas ya combinadas y que consiguen teñirnos el pelo con una variedad más o menos extensa de colores, aunque nunca tan extensa como la ofrecida por los tintes químicos. Estos tintes los encuentras en distintos formatos como en polvo, en crema o en barra.

Ya sea porque dispongais del preparado de una o varias de estas plantas, o adquiráis un tinte ya preparado con una mezcla de ellas, es interesante conocer sus características y con qué ingredientes se aconseja mezclarlas para que le saqueis el mayor partido posible a vuestro tinte.

1- LA HENNA (ALHEÑA O JENA): 

Henna (Lawsonia Inermis)
Quizás la más conocida en el mundo occidental, de este arbusto, que crece en climas áridos, se utilizan sus hojas secas que, trituradas y mezcladas con un líquido ligeramente ácido, colorean el pelo con tonalidades cobrizas, rojas y anaranjadas, con mayor o menor intensidad según el contenido de lawsone que posea y el color natural de tu pelo. La molécula del pigmento de henna tiene la propiedad de fijarse en la proteína del cabello sin dañarlo, aportándole brillo y mineralizándolo.  

 

 

Tipos de Ingredientes con los que podemos Preparar la Henna

Agua, Infusión o Té, Líquidos Ácidos, 
Aceites o Mantecas Vegetales, Sacáridos, Aceites Esenciales con Monoterpenos

[·] AGUA: de lluvia, de manantial, mineral, destilada o filtrada. Evita el agua del grifo.

[·] INFUSIÓN O TÉ: sustituye el agua por una infusión bien cargada de hierbas o té para formar la pasta de henna, ya que además de la propiedades que pueden aportar se consigue una pigmentación más duradera.
   -Para intensificar el color cobrizo prepara una infusión de té (negro, rojo o verde), canela, lavanda y/o hibiscus.
   -Si prefieres tonos cobrizos más oscuros prepara una infusión de romero, salvia, ortiga, tomillo y/o laurel.
   -Para cabellos cuyo color natural sea rubio o castaño claro se mezclaría muy poca cantidad de henna con una infusión bien cargada de manzanilla y hojas de abedul; la cerveza también es muy buen ingrediente para este tipo de cabellos.

[·] LÍQUIDOS ÁCIDOS: zumos de cítricos (limón, naranja, pomelo, ...), vinagre de manzana o incluso vino. La henna libera el pigmento en un pH ligeramente ácido, añadir ingredientes ácidos ayudan a romper la celulosa en las hojas de la henna y liberar el ácido hennotannico o Lawsone. Es un ingrediente imprescindible para el buen resultado del tinte.

[·] ACEITES ESENCIALES CON MONOTERPENO: el monoterpeno hace que se extraiga más pigmento a la henna dando un color más intenso, siendo los que más contienen, y que además mejor se toleran al contacto con la piel, el aceite esencial de árbol del té, cajeput, ravensara, lavanda, geranio, cardamomo o ciprés. Usa de 10 a 20 gotas de aceite esencial por cada 100 gramos de polvo de henna.

Una vez preparada y reposada la pasta de henna, puedes incorporar uno o varios de los siguientes ingredientes

· SACÁRIDOS: miel, azúcar, fructosa, dextrosa,  .... Los sacáridos en cualquiera de sus formas (monosacárido, disacárido o polisacárido) mejoran la consistencia de la henna y hace que se adhiera mejor al pelo. Si te decides a usarlo pon a la mezcla 20 gramos de sacáridos por cada 100 gramos de polvo de henna.

· ACEITES VEGETALES O MANTECAS VEGETALES: añadir no más de una cucharada de aceite como el de oliva, de almendras, de jojoba, de coco o de sésamo, o bien manteca de karité o cacao, por cada 100 gr de henna ayudará a hidratar tu pelo. Imprescindible si tienes el cabello seco, aunque no hay que abusar de ellos ya que dificultaría el teñido del pelo.


Cómo Preparar y Aplicar la Henna

{1} Pon la henna en un recipiente de plástico, cristal o cerámica y añade 300 ml aproximadamente del/de los líquido/s de tu elección (agua, ácidos, infusión y/o té) por cada 100 gr de henna, a temperatura caliente sin que llegue a hervir, muy poco a poco, mezclándolo con una cuchara que no sea de metal, hasta conseguir la consistencia de un puré de patatas. Procura que no quede demasiado líquido, de lo contrario no parará de chorrear de tu cabeza mientras esperas. Si vas a añadir aceite esencial hazlo ahora para que ayude a liberar el pigmento.

{2} Pon un film plástico sobre el recipiente de la henna y déjala reposar hasta que haya liberado el pigmento. Se recomienda que repose un mínimo de 4 horas, aunque lo aconsejable es dejarla 8 horas, momento en el que la henna ha liberado todo su pigmento. El tiempo máximo que deberías dejarla reposar serían 12 horas. Si quieres ralentizarlo ponla en el frigorífico, mientras que si quieres acelerar el proceso puedes ponerla junto a una fuente de calor indirecta.

{3} Tras su reposo el color de la henna habrá pasado del verde al marrón, entonces se añadirá el resto de ingredientes como algún sacárido y algún aceite o manteca vegetal. Mezcla bien.

{4} Toma precauciones tal y como harías con cualquier otro tinte: protege la piel cercana a las raíces del pelo con alguna crema, usa ropa vieja o algún protector, ponte unos guantes y protege el suelo de tu alrededor con periódicos o plásticos. Sobre el pelo limpio y seco, aplícate la henna con tus propias manos, o si lo prefieres con una brocha para tintes, por mechones y empezando por la parte baja de detrás de tu cabeza, al finalizar date un ligero masaje al cuero cabelludo. 

{5} Envuélvete el pelo con un gorro de plástico o film plástico del utilizado en la cocina, después enrolla tu cabeza en una toalla vieja para crear un efecto "invernadero" y deja que la henna coloree tu pelo. Cuanto más tiempo dejes actuar la henna mejor. Se recomienda que al menos esté unas cuatro horas, aunque hay quienes se la dejan puesta toda la noche. Puedes también aplicarle calor, ya sea poniéndote al sol o con el secador de pelo a intervalos, el calor hará subir el color antes. Pero recuerda la henna colorea mientras se encuentre húmeda, la henna seca no tiñe. 

{6} Retira la henna con agua tibia, hasta que el agua salga completamente limpia. Ayuda a cerrar la cutícula del cabello rociándo sobre él un preparado de agua y vinagre de manzana (3:1, 3 partes de agua, 1 parte de vinagre). Se aconseja no lavar el cabello con champú hasta al menos transcurridas 48 horas desde la aplicación de la henna.

Y así suelo preparar yo el tinte de henna:


                                           1- Preparo una infusión concentrada        
                                           2- Añado a la henna la infusión, el zumo de limón y el aceite esencial
                                           3- Mezclo bien y dejo reposar 8-12 horas     
                                           4- Añado miel y aceite/manteca vegetal

2- EL ÍNDIGO 


Índigo (Indigofera Tinctoria)
De las hojas de esta planta se extrae un tinte azul muy usado para teñir tejidos, aunque sus hojas secas también son empleadas como tinte para el cabello. El índigo puro es quizás un poco difícil de conseguir, en cambio podemos encontrar fácilmente tintes entre cuyos ingredientes se encuentra el índigo.
El índigo no se suele usar solo, sino que se suele complementar con la henna, en distintas proporciones, coloreando el pelo en un rango que variará desde un marrón rojizo, caoba, caoba oscuro hasta negro.




Preparar Tinte de Índigo para Cabellos:
La pasta de índigo se prepara con agua hirviendo, y por cada 100 gr de índigo, se añade una cucharada de sal. Para ayudar a liberar más pigmento al índigo también se puede añadir además una cucharada de bicarbonato
El tiempo de reposo requerido antes de aplicarla en el pelo es de media hora. Una vez aplicada en el cabello se aconseja dejar actuar una hora antes de retirarlo con agua templada.


Formas de Preparar Tinte de Índigo y Henna


1- EN DOS FASES para conseguir negros azulados o para cabellos con muchas canas:
{1} En primer lugar nos teñiremos solo con henna, siguiendo las instrucciones sobre su preparación, aplicación y tiempos aconsejados en el apartado anterior.
{2} Retirada la henna, y con el cabello limpio y seco, prepararemos un tinte de índigo. Tras un reposo de media hora, lo aplicaremos sobre el cabello dejándolo actuar durante una hora. Aclarar con abundante agua templada, evitando usar champú hasta transcurridas al menos 48 horas.


2- MEZCLA DE PASTA DE HENNA Y PASTA DE ÍNDIGO:
Otra forma sería mezclar las pastas de henna y de índigo, de forma que prepararíamos la henna unas 8 horas antes de teñirnos, siguiendo las instrucciones descritas en el apartado anterior, y media hora antes prepararíamos la pasta de índigo dejándola reposar media hora.  
Mezclaríamos bien ambas pastas y nos la aplicaríamos en el cabello dejándola actuar de igual forma que si nos pusieramos solo henna (unas 4 horas).

3- MEZCLA DE POLVOS DE HENNA Y DE ÍNGIGO:
La forma más sencilla y rápida, pero con la que quizás no se consigan los mejores resultados, sería premezclar el polvo de índigo con el de henna en proporciones según el color deseado (ver carta de colores más abajo) y aplicar el tinte tal y como lo harías con la henna sola.
Solo tendrías que tener en cuenta que el índigo no requiere de un líquido ácido para actuar, todo lo contrario ya que parece inhibir este pigmento, por lo que en este caso se aconseja no usar ningún líquido ácido o infusión a la hora de preparar la pasta.
 

3- LA CASSIA O HENNA NEUTRA 

Cassia (Cassia Obovata o Cassia Italica): también conocida como senna o henna neutra, tiene un bajo contenido de tinte dorado, es un excelente acondicionador y es imprescindible en el caso de querer teñir pelo canoso. Aporta minerales, elasticidad y brillo al cabello, purifica el cuero cabelludo, ayuda a regular el sebo y es un antipiojos natural.

Puedes usarla sola como acondicionador, entre tinte o tinte, antes de aplicarte la henna o la henna/índigo o premezclada con la henna o henna/índigo. 
  • Si se quiere usar la Cassia sola, prepárala con agua caliente, o mejor aún con una infusión (té negro, caléndula o manzanilla para conseguir reflejos dorados, romero, tomillo, ...) según el color del pelo, hasta conseguir la consistencia de un yogurt, déjala reposar 15 minutos y tras aplicarla en el cabello cúbrelo con un film de plástico sobre el que se pondrá una toalla dejándolo por espacio de dos horas aproximadamente.
  • Sobre cabellos rubios o grises se consiguen tonos cobrizos si mezclas a partes iguales  la Cassia con henna, y si mezclas 80% de cassia con 20% de henna se consiguen rubios rosados. 
  • Para colorear cabellos canosos de rubio utiliza la Cassia con un poco de henna (una cucharada de henna por cada 100 gr de cassia aproximadamente). Deja la mezcla en tu cabeza por espacio de una hora.

4- EL AMLA

Amla (Emblica Officinalis): no contiene apenas tinte pero facilita el teñido del pelo con otras plantas, dándole una tonalidad más oscura y rojiza, siendo un ingrediente imprescindible para teñir cabellos blancos o canosos. Es un polvo ayurvédico que estimula el crecimiento del cabello, detiene la caída del cabello y es un rejuvenecedor de cabellos siendo útil en los casos de canas prematuras.

Al igual que la Cassia puedes usarla sola antes de aplicarte la henna o la henna/índigo o puedes usarla en pequeñas cantidades mezclada con estos tintes.
 
Si se quiere usar sola,  ponla en un recipiente de cristal o cerámica, añade agua hasta formar una pasta con la consistencia de un yogurt y calienta la mezcla en el microondas o al baño maría. Déjala actuar en el pelo durante unas dos horas cubriéndolo con film plástico y una toalla.


Tintes Vegetales: Carta de Colores con Henna, Índigo y Cassia
Color Natural
HENNA
2/3 HENNA      1/3 INDIGO 1/2 HENNA    1/2 INDIGO 1/3 HENNA    2/3 INDIGO 1º HENNA        2º INDIGO 1/2 HENNA      1/2 CASSIA
CASSIA
Negro
Negro con Reflejos Rojizos
Negro Cálido
Negro Cálido
Negro Cálido
Negro Azulado
Ligeros Reflejos Rojizos
Negro Brillante
Castaño Oscuro
Cobrizo Oscuro
Castaño Oscuro
Castaño Cálido
Castaño Oscuro
Negro Azulado
Reflejos Rojizos
Castaño Oscuro Brillante
Castaño Medio
Castaño
Castaño Medio
Castaño Medio
Castaño Oscuro
Negro Azulado
Reflejos Rojizos
Castaño Medio Brillante
Rojo
Rojo Intenso
Castaño rojizo
Castaño Medio
Castaño Oscuro (*)
Negro  (*)
Rojo cálido
Rojo brillante
Rubio Oscuro
Rojo Intenso
Castaño Claro
Castaño Medio
Castaño Oscuro (*)
Negro  (*)
Cobrizo
Rubio oscuro brillante
Rubio
Rojo Intenso
Castaño Claro
Castaño Medio
Castaño Oscuro
Negro  (*)
Rubio rosado
Rubio brillante
Gris
Cobrizo Rojizo
Castaño Claro
Castaño Medio (*)
Castaño Oscuro (*)
Negro (*)
Cobrizo Dorado
Gris
(*) Puede ser necesaria más de una aplicación
www.unacasasana.blogspot.com.es

Consejos y Curiosidades

EL COLOR: el color obtenido tras la aplicación  no es el definitivo, ya que la henna y el índigo tarda de 2 a 4 días en terminar de oxidar. Procura no lavar el pelo con champú hasta transcurridos al menos dos días de su aplicación.

DURACIÓN DEL COLOR: el color dura entre 1 y 3 meses, dependiendo de tu tipo de pelo, la frecuencia de lavados y la "agresividad" del champú que uses.

EL OLOR A HENNA:  la henna tiene un olor peculiar que a no todos gusta y que permanecerá hasta después de varios lavados. Si te desagrada, puedes ayudar a neutralizar el olor añadiendo a la henna en polvo unos 5 gramos de jengibre en polvo por cada 100 gr de henna en polvo
  
EMBARAZO Y LACTANCIA: la henna natural es totalmente compatible en los períodos de embarazo y lactancia.

MATERIALES: no pongas en contacto con el tinte materiales metálicos. Utiliza materiales como plástico, madera, cristal y cerámica.

CANTIDADES RECOMENDADAS: 50 gr para cabellos cortos, 100 gr para cabellos a la altura del hombro, 200 gr para cabellos largos a la altura de media espalda.

LA HENNA CORPORAL: se puede utilizar henna corporal para teñir tus cabellos, con ella se consiguen colores más intensos al contener más proporción de Lawsone y está indicada en caso de tener un pelo poco poroso.

INCOMPATIBILIDAD CON TINTES QUÍMICOS: muchos opinan que si la henna o índigo es 100% vegetal y no contiene sales metálicas ni otros productos no vegetales, puedes teñirte sin problemas aunque tengas el pelo teñido previamente con tintes químicos. Si la henna o tinte vegetal contiene sales metálicas o no tienes certeza de que esté libre de ellas, antes de aplicarte la henna, el índigo o cualquier tinte vegetal se recomienda esperar al menos tres meses desde que te aplicaste el tinte químico, y en todo caso conviene hacer una prueba en un mechón de pelo no muy visible para comprobar el color final. 

PERMANENTE EN EL PELO: si piensas realizarte una permanente en el pelo hazlo antes de teñirte con henna, ya que ésta puede afectar al proceso de la permanente y puede que ésta no te "suba".

LAS CANAS: la henna tiñe las canas pero lo hará de un color rojo brillante o reflejo cobrizo-caoba y no del mismo tono que el resto del pelo el cual quedara más oscuro. La Cassia y el Amla son plantas aliadas a la hora de querer teñir las canas. Si tienes bastantes canas, hazte un test en un mechón no muy visible pero representativo de la proporción de canas que tienes y mira si te gusta el resultado.

TEST DE ALERGIA: antes de su aplicación haz un test de intolerancia ya que, si bien son productos naturales, hay pieles que reaccionan con alguna de estas plantas.

INCONVENIENTES: La desventaja de los tintes vegetales sobre los químicos es lo engorroso de su aplicación así como el tiempo que deben permanecer en el cabello para teñirlo, que es superior al de un tinte químico, pero una vez te acostumbras, vistos los resultados y lo natural de este tratamiento, ya no encuentras ningún inconveniente sino todo lo contrario.

Fuentes:
"Henna Para el Pelo" de  Catherine Cartwright-Jones  (pdf en español)
Henna Boy tienda on-line inglesa donde además de poder comprar henna y otras plantas para teñirte nos dan consejos para teñirnos con ellas. (inglés).
Henna Morena ,con showroom en Barcelona y tienda online. Después de ver su bonito vídeo querrás ir corriendo a teñir tu pelo con henna.


http:\\unacasasana.blogspot.com.es